martes, 1 de julio de 2014

Documentos

UNIÓN NACIONAL DE HISTORIADORES DE CUBA (UNIHIC)

RESOLUCIONES
CONGRESO PROVINCIAL DE HISTORIA
LA HABANA
16, 17 Y 18 DE ENERO DEL 2014

XXI CONGRESO NACIONAL DE HISTORIA

(Segunda Parte)


V
RESOLUCIÓN QUE PROPONE
DECLARAR A JOSÉ ANTONIO APONTE ULABARRA
PRIMER LÍDER POPULAR REVOLUCIONARIO DE LA CAPITAL

El Congreso Provincial de Historia, constató cómo se consolida en la historiografía que proponen los historiadores capitalinos, el rescate, la valoración y el estudio del movimiento independentista, abolicionista y antirracista liderado por José Antonio Aponte Ulabarra (¿-1812). Aponte, nacido en Guadalupe, habanero barrio del extramuros colonial, hoy en el municipio de Centro Habana, nieto del capitán de milicias negras Joaquín Aponte -héroe de la defensa y resistencia habanera durante la invasión británica de 1762-, fue el primer intelectual orgánico del movimiento popular cubano, articulador en 1811-1812 de la primera conspiración abolicionista e independentista de carácter nacional.

Líder de un movimiento en armas, Aponte a su vez se manifestó como hombre de amplia cultura autodidacta, poseedor de una notable sensibilidad artística. De probada religiosidad, en él se articulaba la riqueza sincrética que caracteriza el más raigal culto popular. Hijo de Changó, ogboni del Cabildo lucumí Changó Teddun, su bella talla de la Virgen de Guadalupe presidía la iglesia católica cercana a donde habitualmente desenvolvía sus actividades. Amante de las tradiciones orales africanas, era a su vez un incansable lector de la literatura hispana y occidental. Padre de seis hijos, con una posición de respeto y la holgura económica de la que no disfrutaban la mayoría de sus vecinos, todo lo puso en riesgo ante la grandeza de la obra redentora que se propuso. Conspiró contra el poder colonial desde su propia casa en la calle Jesús Peregrino, convertida en centro de estudios y cuartel revolucionario.

Aponte logró tejer un movimiento que se extendió presumiblemente hasta Remedios, Puerto Príncipe, Bayamo, Jiguaní, Holguín y Baracoa. En la capital fue secundado en su anhelos libertarios, por un grupo de hombres negros y mulatos libertos, varias féminas, esclavos y algunos elementos blancos pobres, la mayoría milicianos de los batallones de pardos y morenos, y trabajadores. Sus principales lugartenientes fueron Hilario Herrera El Inglés, Francisco Javier Pacheco, Clemente Chacón, Salvador Ternero, Juan Barbier, José del Carmen Peñalver y Juan Bautista Lisundia. Todos fueron ejecutados sin siquiera celebrarles juicio.

Cuando descubrieron la conspiración, entre la documentación ocupada por las autoridades colonialistas en la casa de Aponte, se destaca un significativo Libro de Pinturas, que contenía la cosmogonía histórico cultural del líder revolucionario, y un recorrido por la historia de personas de piel negra, desde Abisinia hasta el abuelo Joaquín Aponte, y de este a los líderes de la Revolución de Haití, panteón de héroes negros que hasta hoy motiva la imaginación. El libro permite situar el potencial crítico de su autor, su trabajo de reconstrucción de la visión de sí mismo, de la historia de los negros, de la cultura y la política de su época.

El Libro de Pinturas de Aponte, en su concepción y realización, se nos revela como la primera obra cubana que reivindica el papel y el lugar de los negros en la historia. Aponte será, por tanto, el primer historiador del movimiento negro en el país. Este libro Aponte lo utilizaba en una suerte de círculos de formación política, lo que también sitúa a nuestro héroe, como precursor de la educación popular, entendida en su eje sustantivo de formación política.

El Congreso Provincial de Historia, felicita la acogida que la conmemoración de la efeméride ha ido alcanzando a partir de la realización del Bicentenario en el 2012 entre la población habanera y en particular el apoyo del valeroso pueblo del municipio de Centro Habana. Consideramos que en ello ha sido fundamental la labor realizada por los maestros y profesores, y la atención que a la introducción de los nuevos aportes historiográficos ha prestado la Dirección Provincial de Educación. También es de destacar la labor que en esta dirección han desarrollado los museos municipales. Las instituciones habaneras han contado, en su esfuerzo por rescatar y dignificar la figura y la acción revolucionaria de Aponte, con el apoyo y promoción constante de la Comisión Nacional Aponte de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Dada la impronta histórica de José Antonio Aponte Ulabarra, las historiadoras e historiadores participantes en la sesión habanera del XXI Congreso Nacional de Historia, proponemos a la Asamblea Provincial del Poder Popular:

1) Que le otorgue a este paladín de la cubanidad, de la igualdad y la independencia nacional, el primer intelectual orgánico del movimiento popular cubano, articulador en 1811-1812 de la primera conspiración abolicionista e independentista de carácter nacional, la condición de PRIMER LÍDER POPULAR REVOLUCIONARIO DE LA CAPITAL.

2) Asimismo, sugerimos se valore la acuñación de la medalla conmemorativa José Antonio Aponte Ulabarra, y que esta le sea otorgada a las personalidades habaneras, cubanas y a los amigos del Caribe, América Latina y el mundo, que se destaquen por su aporte a la lucha por la emancipación social y cultural, al combate contra el racismo y todas las formas y manifestaciones de discriminación.
Que se retome la importancia de ejecutar el Proyecto de Monumento a Aponte, que fue anunciado por el Ministerio de Cultura (MINCULT) en ocasión de la celebración de los 200 años de la conspiración y ejecución sumaria por las autoridades colonialistas del jefe revolucionario y sus principales colaboradores. Se solicita a nuestro órgano de relación, la Dirección Provincial de Cultura, realizar las diligencias que se requieran ante el MINCULT para acelerar la ejecución del Proyecto de Monumento a Aponte. Así mismo, alertamos sobre la situación de indisciplina social y deterioro creciente del parque Carlos Marx y su entorno, lugar este donde está prevista la colocación del Monumento.

3) Hace más de seis décadas los habaneros recolocaron la historia de José Antonio Aponte Ulabarra en su justo lugar, y repararon una inaceptable injusticia histórica. Entonces, con el firme apoyo del Historiador de la Ciudad de La Habana, Emilio Roig de Leuchsenring, la calle que llevaba el nombre del asesino de Aponte, general español Salvador Muro y Salazar, Marqués de Someruelos, pasó a llamarse José Antonio Aponte Ulabarra. En la esquina de Monte y Aponte, donde por muchos años estuvo el Hotel La Isla de Cuba, la Asociación de Excombatientes Antifascistas Revolucionarios, develó una tarja realizada por el escultor José Manuel Fidalgo Rodríguez (1910-1993). En el acto, Emilio Roig de Leuchsenring hizo una intervención resaltando la figura de Aponte. Hoy estamos obligados a honrar junto con Aponte, a aquellos combatientes internacionalistas que multiplicaron su convicción con la lucidez del insigne historiador de la Ciudad. En tal sentido urge recuperar la tarja situada en la esquina de Monte y Aponte, y recolocarla en su lugar. La sesión habanera del XXI Congreso Nacional de Historia, solicita a las autoridades habaneras, la toma de las gestiones pertinentes, y manifiesta su disposición de colaborar en la medida de sus posibilidades, para el logro de la devolución y puesta de la tarja original o de su copia.

ACUERDOS

Continuar el apoyo que realiza la UNHIC, a la Dirección Provincial de Educación, y a los departamentos de Historia de las universidades capitalinas, para el debate, la introducción y generalizar en la práctica docente, de los nuevos criterios y enfoques epistemológicos e historiográficos.

En interés de que se conozca esta resolución, se mandata al Secretariado Provincial de la UNHIC para que haga llegar: A la Primera Secretaria del Comité Provincia del PCC y a su Oficina de Asuntos Históricos, a la Presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular a todos los historiadores, maestros, museólogos y trabajadores de la capital, a las organizaciones e instituciones habaneras. Que se envíe a la Sección de Historia y Literatura Político Social de la UNEAC, la Sección Cubana de la Asociación de Historiadores de América Latina y el Caribe (ADHILAC), la Academia de la Historia de Cuba, la Sección de Ciencias Sociales de la Academia de Ciencias de Cuba, el Instituto de Historia de Cuba, el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, el Centro de Estudios Martianos, la Casa de la Nacionalidad Cubana, las universidades, y demás instituciones culturales, académicas y de educación superior en el país. Asimismo, se mandata al Secretariado Provincial para dar a conocer esta Resolución en el XXI Congreso Nacional de Historia.

VI
RESOLUCIÓN SOBRELA PROPUESTA DE CONSTITUCIÓN DE UNA COMISIÓN NACIONAL PREPARATORIA PARA CONMEMORACIÓN
DEL BICENTENARIO DEL NACIMIENTO
DE LA MADRE DE LA PATRIA MARIANA GRAJALES CUELLO Y
LA PROPUESTA DE QUE EL ESTADO REVOLUCIONARIO CUBANO RECONOZCA LOS TÍTULOS DE MADRE DE LA PATRIAY PADRE DE LA PATRIAA FAVOR DE MARIANA GRAJALES CUELLO Y CARLOS MANUEL DE CÉSPEDES Y DEL CASTILLO.

Las historiadoras e historiadores participantes en el Congreso Provincial de Historia de La Habana, realizado los días 16, 17 y 18 de enero del 2014, proponemos que el XXI Congreso Nacional de Historia a realizarse en abril próximo en la ciudad de Camagüey ACUERDE:

1) Que en vísperas de conmemorarse el 12 de julio del 2015, el Bicentenario del nacimiento de la Madre de la Patria, Mariana Grajales Cuello (1815-1893), la UNHIC en coordinación con el Ministerio de Cultura (MINCULT), convoque a la Comisión Nacional Aponte de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), a la Sección de Historia y Literatura Político Social de la UNEAC, la Sección Cubana de la Asociación de Historiadores de América Latina y el Caribe (ADHILAC), la Academia de la Historia de Cuba, la Sección de Ciencias Sociales de la Academia de Ciencias de Cuba, el Instituto de Historia de Cuba, el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, el Centro de Estudios Maceístas, el Centro de Estudios Martianos, la Casa de la Nacionalidad Cubana, las universidades, y demás instituciones culturales, académicas y de educación superior en el país, a crear una Comisión por el Bicentenario, con vistas a realizar un amplio plan de actividades académicas, educacionales, culturales y sociales, que revelen la magnitud histórica y los valores personológicos, éticos y cívico-patrióticos de Mariana y la familia Maceo-Grajales.

2) Asumir en la historiografía, la enseñanza y la divulgación de la Historia Patria, la historicidad y pertinencia de la denominación de Madre de la Patria, y que la UNHIC retome, ratifique y cumpla el acuerdo tomado en el XVI Congreso Nacional de Historia realizado entre el 27 y 30 de noviembre del 2001 en Santiago de Cuba, de promover que el Estado cubano honre con tal título a Mariana Grajales Cuello, y que este le sea otorgado por la Asamblea Nacional y en su delegación, por el Consejo de Estado de la República de Cuba.

3) Que en justicia a la existencia desde los años memorables de la Guerra de los Diez Años (1868-1878) del título popular de Padre de la Patria a favor de Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo (1819-1874), líder que inició el primer gran levantamiento independentista del siglo XIX, primer Presidente de la República de Cuba en Armas, patriota radical, anticolonialista, abolicionista y antirracista; también se oficialice el título de Padre de la Patria y que este le sea otorgado por la Asamblea Nacional y en su delegación, por el Consejo de Estado de la República de Cuba.

4) Que la UNHIC constituya una Comisión Académica con la misión de trabajar por incentivar la investigación y el estudio del legado de Mariana Grajales Cuello y la familia Maceo-Grajales. Que como parte de tal labor dinamizadora solicite a las instituciones y asociaciones su opinión sobre la designación que propone.

5) Publicar los posicionamientos y las opiniones de las distintas instituciones y asociaciones al respecto de la propuesta de honrar a Mariana Grajales como Madre de la Patria, y hacer del debate académico un hecho de conocimiento y movilización de la opinión pública, de validación en el pueblo y por el pueblo del alto y sensible propósito.

7) Que vistas las opiniones fundamentadas y ratificado el criterio mayoritario que hoy apreciamos, sobre la propuesta de designación, la Comisión Académica ya referida, sustente ante la Asamblea Nacional del Poder Popular la pertinencia de CONCEDER los títulos de Madre de la Patria y Padre de la Patria a Mariana Grajales Cuello y Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo.

8) Que el título de MADRE DE LA PATRIA a favor de MARIANA GRAJALES CUELLO, sea proclamado en Acto Nacional el domingo 12 de julio del 2015, día en que conmemoraremos el Bicentenario del nacimiento en Santiago de Cuba de esta excepcional patriota.

9) Que en el año del 195 aniversario del nacimiento Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo, la proclamación del título de Padre de la Patria, se realice en un Acto Nacional en el marco de la conmemoración del inicio de la gesta independentista el 10 de octubre de 1868.

ACUERDO

En interés de que se conozca esta resolución, se mandata al Secretariado Provincial de la UNHIC para que haga llegar la presente Resolución: A la Primera Secretaria del Comité Provincial del PCC y a la Oficina de Asuntos Históricos de este Comité, la Presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular y su Dirección de Cultura, al Centro Provincial de Patrimonio y al Sindicato Provincial de Trabajadores de la Cultura. A la Oficina del Historiador de la Ciudad, Biblioteca Nacional José Martí, Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado, el Archivo Nacional de Cuba y el Instituto de Historia de Cuba, a todos los historiadores, maestros y maestras, museólogos y trabajadores del patrimonio de la capital, a la CTC, la FMC, la UJC, a las organizaciones e instituciones capitalinas y a toda la población. Así mismo que se realicen las coordinaciones pertinentes para someter la presente Resolución a debate y aprobación del XXI Congreso Nacional de Historia.

VII
HONRAR AL MOVIMIENTO OBRERO Y COMUNISTA Y AL PUEBLO HEROICO DEL MUNICIPIO REGLA EN EL 90 ANIVERSARIO DE SU INICIATIVA SOLIDARIA E INTERNACIONALISTA DE NOMBRAR AL FUNDADOR DEL PARTIDO BOLCHEVIQUE Y LÍDER DE LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE, VLADIMIR ILICH LENIN, CON EL TÍTULO DE "GRAN CIUDADANO DEL MUNDO" Y A LA ANTIGUA LOMA DEL FORTÍN, COMO COLINA "LENIN"

Tras el fallecimiento en la URSS de Vladimir Ilich Lenin el 21 de enero de 1924, por decreto del entonces alcalde del municipio Regla Antonio Celestino Bosch Martínez, del 24 de enero de 1924, se nombró al genial conductor de la Revolución de Octubre "Gran Ciudadano del Mundo" y el acto legislativo se continuaba con el masivo apoyo popular a la siembra de un olivo el 27 de enero de 1924, en la Loma del Fortín, denominada desde entonces Colina Lenin. Así en tierra cubana, antillana y latinoamericana, se realizó el primer homenaje póstumo fuera de la Rusia soviética a Lenin, inmediatamente después de conocerse la noticia del fallecimiento del gran guía del movimiento comunista y el proletariado mundial.

En varias ocasiones, las fuerzas anticomunistas y las dictaduras proimperialistas, derribaron el árbol-símbolo, pero una y otra vez fue vuelto a plantar por los trabajadores y comunistas reglanos. El 1 de mayo de 1930, ya se había sembrado tres veces el Olivo a Lenin y tres veces fue arrancado por manos mercenarias de la policía machadista. Ese día cuando Carmelo García, dirigente obrero portuario, intervenía ante los trabajadores y el pueblo congregados alrededor del olivo, se presentaron las fuerzas del ejército del Escuadrón No. 41 de Guanabacoa, y a plan de machete (4) y tiros dispersaron la manifestación. Luego los esbirros bajaron al pueblo y en la Plaza Güaicanamar sembraron el terror, asesinaron a dos personas, hubo diez heridos y muchos detenidos, después deportados.

Año tras año la Colina Lenin ha sido escenario de múltiples actividades patrióticas y políticas además de culturales y quizás el símbolo más significativo de hermandad proletaria entre cubanos y soviéticos. En ocasión del 90 aniversario de los acontecimientos reseñados proponemos:

ACUERDOS

1- Manifestar nuestra preocupación por el estado actual del conjunto monumental de la Colina Lenin, declarado desde 1984 Monumento Nacional de la República de Cuba.
2- Acompañar a los trabajadores y al pueblo reglanos, los 27 de enero en su tradicional peregrinación en recordación de la efeméride.
3- En interés de que se conozca esta resolución, se mandata al Secretariado Provincial de la UNHIC para que la haga llegar: Al pueblo y la Asamblea Municipal del Poder Popular de Regla. A la Primera Secretaria del Comité Provincia del PCC y a su Oficina de Asuntos Históricos, a la Presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular y su Dirección de Cultura. A la Oficina del Historiador de la Ciudad, Biblioteca Nacional José Martí, Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado, el Archivo Nacional de Cuba y el Instituto de Historia de Cuba. A la CTC, la FMC, y la UJC, a las organizaciones e instituciones capitalinas. A los historiadores, museólogos y demás asociados. Asimismo, se mandata al Secretariado Provincial para dar a conocer esta Resolución en el XXI Congreso Nacional de Historia.

Nota
(4) La Guardia Rural y el Ejército de la República neocolonial, cuerpos militares fundados por los asesores estadounidenses, tenía en su armamento reglamentario un tipo de machete-sable, con el que a galope, atropellaban y golpeaban a los manifestantes. A esta técnica represiva “antidisturbios” se le llamaba eufemísticamente “plan de machete”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

CREACIÓN HEROICA