martes, 2 de junio de 2015

Internacionales

Los Muchos Rostros del Terrorismo

P C de Irán (MLM)


El ataque terrorista contra el Museo Nacional Bardo en Túnez el miércoles 18 de marzo que dejó muchos turistas muertos, y que se ha atribuido al “Estado Islámico”, ha consternado al pueblo de Túnez (y al resto del mundo). El ataque, una vez más, a los ojos de los pueblos del mundo, ha puesto de relieve el “terrorismo”. La prensa imperialista, especialmente la francesa (Francia ha dominado a Túnez por muchos años y es hoy el guardián de su clase dominante), ha desatado una campaña ideológica y política principalmente para hacer que las enfurecidas y confundidas masas de Túnez se cobijen bajo su ala. Lo que estos imperialistas quieren es aprovecharse de una situación creada por las acciones de reaccionarias y criminales fuerzas islámicas: manipular a los pueblos del mundo para que acepten la mentira fundamental de que se tiene que escoger entre la reaccionaria, anticuada e ignorante espada del dominio islámico, o buscar refugio bajo la bandera del capital, las fuerzas armadas y fuerzas de seguridad del imperialismo. Al mismo tiempo, las fuerzas imperialistas quieren hacer constar otra cosa, y eso es presentar al actual estado de Túnez como una gran “Alternativa” al mar rebelde e inestable que son hoy los países árabes del norte de África y el Medio Oriente. Y a quien no se alinee con ellos lo tildan de apologistas del terrorismo o de ser pro terrorismo.
                                            
Ante esta situación, a un considerable sector de la oposición (ya sean liberales o radicales), organizaciones de base o sindicatos, intelectuales y artistas progresistas o seculares, que en el momento del florecimiento de la “primavera árabe” se habían reconciliado con la idea de la “Revolución”, y pronunciaban la palabra sin temor o vacilación, ahora la situación los está jalando hacia las instituciones oficiales de “democracia formal” y el orden establecido y su seguridad. Por lo tanto, la verdadera naturaleza de las fuerzas explotadoras y opresivas que gobiernan el destino del pueblo se oculta (y olvida) debajo de la polvareda levantada por los recientes crímenes de la reaccionarias fuerzas islámicas.
                                            
¡No se dejen engañar! ¡Vean las realidades del mundo tal y como verdaderamente son! Los crímenes y asesinatos, la desigualdad e injusticia, los desplazamientos e inestabilidad, las crisis y divisiones, y el lavado de cerebro anti-comunista y anti-revolucionario, si bien por medio de su prensa difunden y fortalecen la ignorancia y la superstición, en su conjunto están arraigados en las contradicciones fundamentales del mundo capitalista-imperialista, las que las engendran. Los desacuerdos y enfrentamientos concretos entre los jihadistas islámicos y las potencias (imperialistas) occidentales y los regímenes no religiosos de la región tienen sus raíces en la agudización de esas contradicciones y la profundización de la crisis económica, política e ideológica.
                                            
Tenemos que ver a la realidad tal como es. La confabulación y las contradicciones entre los imperialistas y las potencias reaccionarias a nivel mundial se reflejan en los objetivos y las acciones de las diversas ramas de fundamentalistas islamistas. En los movimientos de estos fundamentalistas se puede rastrear el dinero, las armas, los medios de comunicación y los planes de Estados reaccionarios anti-populares, como la República Islámica de Irán, los reinados del Golfo y de las ciudadelas imperialistas del oeste y del este.
                                            
Las denominaciones como Talibán, Al Qaeda, Daesh (ISIS), Boko Haram, Al Shabab u otros grupos criminales desconocidos de chiítas iraquíes o nuevos grupos nazis o grupos criminales de cristianos armados u otras fuerzas fundamentalistas constituyen los engranajes de la maquinaria mundial del capital y las ganancias. Lo importante no son las ilusiones o la manera de pensar de esos soldados o los grupos sociales a los que pertenecen. Le están ayudando a la burguesía mundial en este momento preñado de crisis. La existencia y acciones de estas fuerzas es pretexto para la feroz represión política y social, así como para el feroz ataque del capital contra el bienestar de proletarios y otras masas populares de diversos países….
                                            
El terrorismo tiene muchos rostros…. el terrorismo no representa solo la espeluznante matanza de turistas en los salones de un museo. No solo se trata de matar a los directores de una revista…. La construcción de Guantánamo o la tortura en Abu Ghraib también aterrorizan y espantan a los pueblos del mundo. El bombardeo de aldeas en Afganistán y Pakistán por Estados Unidos con sus aviones no tripulados, también representa la intimidación y el terror. El sitio a Gaza por Israel y la privación de comida al pueblo palestino también constituyen el Terror. La imposición de medidas de austeridad sobre las masas populares en diferentes países, que han resultado en desempleo, pérdida de hogar, hambre y más, también constituye el terrorismo. La producción y la reproducción de la “industria” de pornografía y el fomento de la dominación de la mujer por el hombre que tanto enfurece, aterrorizan de cuerpo y alma a la mujer….
                                            
El obstáculo y el problema ante la humanidad es este sistema de fuerzas capitalista-imperialistas (y reaccionarias) en su conjunto. Para repetir, este sistema de fuerzas capitalistas e imperialistas en su conjunto que esos dos sectores anticuados representan y sirven es lo que asfixia el potencial de las masas populares y su iniciativa, deseo y creatividad de crear un mundo completamente nuevo y diferente sin relaciones de explotación, un mundo sin opresión de clases, género, nacionalidad o religión entre los pueblos de todos los países (del mundo), un mundo sin desempleo o pobreza, sin ignorancia o superstición. En el mundo actual, la expresión vigente de estos sectores anticuados (podridos o en descomposición) son estos dos campos, el de los imperialistas y el de los fundamentalistas religiosos. Los conflictos y rivalidades políticos, ideológicos y militares entre estos dos campos, así como su colaboración y reconciliación, se oponen cien por ciento a los intereses de las masas populares oprimidas, obreros y proletarios del mundo. ¡No se hagan ilusiones, no se dejen atraer y no se rindan a ninguno ni otro de esos dos campos! ¡La única manera de emancipar a la humanidad es por medio de la revolución comunista!

20 de marzo de 2015


Fuente: periódico Revolución, 19 de mayo de 2015

La Lucha Para Detener la Perforación Petrolífera en el Ártico, y lo que Está en Juego Para el Planeta


Este verano, un frente crítico en la batalla para salvar el medio ambiente del planeta se perfila. La compañía petrolera Shell Oil se está preparando para reiniciar la perforación para petróleo y gas natural en las aguas del Ártico al norte de Alaska.

        Las prácticas destructivas del capitalismo, especialmente el quemar de combustibles fósiles, está calentando el planeta y causando que se derritan los hielos polares. Esto está trayendo consecuencias potencialmente devastadoras para los ecosistemas polares. Y no sólo esto. Al derretirse el hielo en los polos se desestabiliza el clima del planeta y amenaza con acelerar aún más el calentamiento global ya que la energía del sol se refleja menos y es absorbida más por el agua en los mares que por el hielo. Además, al derretirse este hielo se presenta una amenaza al mundo con consecuencias catastróficas como resultado del aumento del nivel del mar.

        Ahora, después de desencadenar toda esta destrucción la que amenaza todo, en vez de ponerle un alto inmediato a la misma, las potencias mundiales compiten frenéticamente para ver quién sea el mejor en explotar esto como una oportunidad. Se ha calculado que el Ártico podría contener hasta un 22 por ciento del petróleo no descubierto en todo el mundo así como grandes cantidades de gas natural. Así que las potencias mundiales compiten entre sí para ganar el control del petróleo y gas del Ártico que ahora es más accesible, y para ganar el control de las rutas de navegación de verano que recientemente se han abierto. Shell está trazando el camino para que sigan las empresas estadounidenses, al mismo tiempo que Canadá, Rusia, Noruega, y otros intensifican sus ofertas para explotar las condiciones cambiantes en otras regiones del Océano Ártico y otras regiones.

        Shell tiene planes de llevar dos plataformas de perforación al puerto de Seattle este mes, antes de remolcarlas a Alaska, y los grupos ambientales en el noroeste han anunciado planes para bloquearlas. Ya, los activistas de Greenpeace se treparon sobre la plataforma de perforación de Shell Polar Pioneer cuando se la remolcaba a través del Océano Pacífico y acamparon en ella durante una semana en protesta por los planes de Shell.

        Una coalición ambiental llamada “sHell ¡No!” [un juego de palabras en inglés de la frase “Hell No!” que quiere decir “¡Ni modo, carajo!”], está organizando las protestas en Seattle. Su sitio web dice que “la perforación petrolífera en el Ártico es un descarado ataque a la gente en el sur global, que ya está perdiendo las comunidades a causa del creciente nivel de los mares y climas extremos. También podría significar un desastre para una de las áreas naturales más singulares del planeta y todos sus habitantes... Vamos a unirnos en acciones creativas, incluyendo un bloqueo marítimo en masa, y un evento centrado en trabajar para honrar nuestras conexiones con este planeta hermoso y complejo. Estos eventos servirán como preparativos para un día de Acción Directa en Masa, el lunes 18 de mayo, cuando utilizaremos acciones no violentas para PARALIZAR SHELL y todas las operaciones relacionadas con su expedición en el Ártico”.

        Es muy importante que estas acciones se difundan y sean apoyadas dada la enormidad de lo que está en juego ecológicamente en prevenir cualquier perforación para combustibles fósiles en el Ártico.

La competencia por el Ártico

Este verano, Shell tiene la mira sobre el mar de Chukchi, al norte y al oeste de Alaska. El Chukchi es uno de los ecosistemas marinos más prístinos y productivos que quedan en el planeta. Es un ecosistema rico que sostiene a los osos polares, morsas, ballenas, muchas especies de aves marinas, y varios tipos de focas. Todas estas formas de vida dependen del hielo marino y los organismos que se desarrollan en relación con ella. Muchas de estas especies ya se encuentran en peligro de extinción o amenazadas; al retroceder el hielo marino en la región, se erosionan las costas y las temperaturas del mar se elevan. También se encuentra gravemente amenazada la cultura de los pueblos indígenas Inupiat que se ha basado en cosechar la vida del mar para mantener su forma de vida por miles de años. La perforación en la región traería otro peligro — los derrames de petróleo.

        En 2012, Shell comenzó la perforación exploratoria en el Ártico y se encontró con enormes problemas. Su plataforma de perforación Kulluk se desató mientras era remolcada en aguas turbulentas y encalló. Su otra plataforma, el Discoverer [Descubridor], casi se derivó en tierra y en otro momento se incendió. Cuando la Guardia Costera la examinó, descubrieron que tenía 16 violaciones de seguridad. Este año, la Dirección de Gestión de Energía Oceánica (BOEM, por las siglas en inglés) de Obama —la que decide sobre arrendamientos de perforación— admitió que habría una probabilidad del 75 por ciento de un gran derrame de petróleo durante la vida del contrato de arrendamiento que se traduciría en una pérdida masiva de los osos polares y focas y estragos en la población de aves. Sin embargo, ¡todavía se permitió que se siguiera adelante con el contrato de arrendamiento! No hay ninguna razón para creer que Shell, o cualquier otra empresa petrolera, tiene la capacidad de prevenir o controlar los derrames de petróleo, no importa lo que digan. De hecho, los derrames son rutinarios y constantes, y el peligro no ha disminuido desde el desastroso derrame de petróleo en el Golfo de México.

        El peligro se agrava por la lejanía y las condiciones extremas en las aguas turbulentas del Ártico, que durante gran parte del año están cubiertas en hielo, y propensas a las tormentas extremas y otras condiciones meteorológicas difíciles. Un derrame de petróleo en el Ártico sería un desastre para la vida allí. A pesar de estos problemas y peligros para un medioambiente tan rico, la administración de Obama ha seguido facilitándole a Shell y a otras empresas en su desarrollo de la perforación petrolífera en el Ártico.

        Más allá de la amenaza de los derrames, existe otra razón imperiosa de por qué el petróleo en el Ártico no debe ser explotado. Un estudio de enero de 2015 en la revista científica Nature mostró por primera vez que para prevenir que se eleve la temperatura global más de 2 grados Celsius (en general se ha acordado que esto causaría una catástrofe), un tercio de las reservas de petróleo, la mitad de las reservas de gas y más de 80 por ciento de las reservas de carbón tendrían que permanecer sin utilizar. Este estudio indica, además, que el desarrollo de combustibles fósiles en el Ártico o el aumento de la producción de petróleo no convencional haría imposible limitar el calentamiento global a 2 grados C.

        Teniendo en cuenta todo esto, la idea de amenazar aún más a este ecosistema rico con la posibilidad de derramar petróleo y diezmar la vida en el Ártico, y la ampliación de la explotación de los combustibles fósiles en el Ártico, no tiene ningún sentido racional. Pero este sistema no toma decisiones basadas en las necesidades del pueblo ni del medio ambiente. La rentabilidad y la necesidad para ganar en la contienda con otras potencias son esenciales en cada decisión. El capitalismo no es capaz de tomar en cuenta las necesidades de estos ecosistemas o del pueblo, o las necesidades a largo plazo de la ecología del planeta.

        Existe una presión creciente entre las potencias del mundo para agarrar y controlar estos recursos antes de que sus rivales lo hagan. Esto se refleja dentro de los círculos de la clase dominante en Estados Unidos. En marzo, la senadora Lisa Murkowski, la presidenta del Comité de Energía y Recursos del senado, llevó a cabo una audiencia sobre la necesidad que tiene Estados Unidos para la mayor explotación del Ártico y dijo que Estados Unidos está “lamentablemente atrasado” y tiene que ponerse al día con los demás. Asesores militares estadounidenses también han estado dirigiendo la atención de Estados Unidos hacia aumentar su capacidad de proyectar sus fuerzas en la región, en preparación para una vasta batalla entre las potencias para sacar provecho de la exploración de combustibles fósiles y nuevas rutas de navegación creadas por el derretimiento del hielo marino.

        Con el fin de mantener la legitimidad de Estados Unidos entre las millones de personas que se preocupan por el medio ambiente, en enero de 2015 Obama anunció ciertas zonas vedadas para la perforación en la costa ártica de Alaska y otras áreas clave de la fauna. Pero junto con esto, abrió franjas mucho más grandes de las aguas abiertas de Alaska en los mares Chukchi y Beaufort. Al mismo tiempo, por primera vez abrió enormes zonas del Océano Atlántico para la venta de contratos de arrendamiento para la perforación petrolífera. Ambas decisiones se basaron en la posición estratégica de preservar los intereses del capitalismo-imperialismo de Estados Unidos y su competencia con las otras potencias, y se oponen directamente a los intereses de la protección del planeta y su pueblo.

        Shell aún tiene que recibir la aprobación final para licencias de perforación, y el alcalde de Seattle le ha armado unos obstáculos al exigir que Shell obtenga nuevas licencias para el trabajo en el puerto de Seattle. Cómo resultará esto aún no está claro.

¡Alto a la perforación!

Esta perforación en el Ártico no se puede permitir! Es importante que todos los esfuerzos para detenerla se extiendan y la legitimidad de todo el sistema sea denunciada para que la perforación no pueda continuar. Lo que está en juego es simplemente demasiado valioso para que suceda cualquier otra cosa. En esto, es importante que las personas que se han puesto de pie para detener esto sigan adelante en sus convicciones, y no se detengan hasta que impidan la perforación y la destrucción del medio ambiente del planeta. Desde nuestro punto de vista, esto requerirá una revolución, y la intensificación de la resistencia por las masas debe ser vinculada a la construcción de un poderoso movimiento para la revolución. Necesitamos un nuevo sistema socialista, donde sean transformadas toda la base energética de la sociedad y la forma en que la humanidad se relaciona con la naturaleza. Necesitamos un sistema socialista que se avance hacia la emancipación de toda la humanidad, que pueda satisfacer las necesidades del pueblo mientras que nos permita preservar, proteger y trabajar para revertir y mitigar el daño a los ecosistemas globales. Existe una salida, un camino adelante. Existe una estrategia para hacer la revolución y la dirección necesaria para realizarla. Y existe un plan para una nueva sociedad socialista sustentable con un enfoque de hacer las transformaciones necesarias. Ya es el momento para que la gente asuma esto, mientras luchan para salvar el planeta.

(*) Nota de la redacción: El 11 de mayo, la administración de Obama autorizó el plan de perforación general de Shell, dando luz verde para la perforación en el mar Chukchi este verano. Ahora, todo lo que queda es que Shell reciba las licencias de perforación específicas de la administración.

Fuente: periódico Revolución, 19 de mayo de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CREACIÓN HEROICA