domingo, 9 de junio de 2013

Comentario de Libros


Mao y Mariátegui, Eduardo Ibarra, Ediciones Creación Heroica, Lima, 2013, 93 pp.

EL LIBRO MAO Y MARIÁTEGUI DE EDUARDO IBARRA, de reciente publicación, es un aporte al estudio del desarrollo del marxismo en el Perú. Trata, como podrán ver sus lectores, de la vigencia del pensamiento de Mariátegui, de su rescate de las antojadizas interpretaciones del dogmatismo y del revisionismo criollo, y, obviamente, de su relación con el pensamiento de Mao.

Lo más importante del ensayo son las tesis según las cuales: 1) Mao y Mariátegui actuaron en realidades particulares que son partes de un mismo proceso histórico general: colonización-descolonización de los países de Asia, África y América Latina; 2) cada uno de los dos dirigentes desarrolló el leninismo, pero por el hecho de que la China de los años treinta y cuarenta fuera el centro de las contradicciones mundiales, el pensamiento de Mao se desarrolló hasta alcanzar un valor universal; 3) no obstante su universalidad, el pensamiento de Mao no es aplicable sino aproximadamente a la realidad peruana; 4) el pensamiento de Mariátegui representa la unidad de lo universal y lo particular, y, por esto, es plenamente aplicable a nuestra situación actual, con excepción, claro está, de aquellos puntos que han caducado históricamente; 5) el método de los marxistas peruanos es tomar la verdad universal como guía, el pensamiento de Mariátegui como base y la situación actual como centro; 6) el dogmatismo, tanto el de ayer como el de hoy, ha negado el pensamiento de Mariátegui en nombre de la verdad universal; 7) el rebrote del revisionismo criollo niega el marxismo-leninismo no sólo como verdad universal, sino también como elemento constitutivo fundamental de nuestra verdad particular: la Creación Heroica de Mariátegui, es decir, niega la unidad de lo universal y lo particular en el Pensamiento de Mariátegui.

La relación entre el pensamiento de Mao y el pensamiento de Mariátegui destaca en las siguientes afirmaciones del autor:

“… el hecho de que la China de los años 1930 y 1940 fuera el centro de todas las contradicciones del imperialismo, determinó que el pensamiento de Mao pasara de ser una verdad particular a ser parte de la verdad universal del marxismo, lo cual, como es obvio, no ocurrió con el pensamiento de Mariátegui”. “Sin embargo, hay que precisar que el pensamiento de Mao presenta dos grados distintos de universalidad: uno máximo (por ejemplo en su teoría de la continuación de la revolución bajo las condiciones del socialismo) y uno relativo (por ejemplo en su teoría de la revolución de nueva democracia). Esta distinción es tanto más necesaria actualmente, por cuanto hay quienes pretenden que todos los elementos que componen el pensamiento de Mao son aplicables a todos los países sin excepción”. “Lo mismo puede decirse del pensamiento de Mariátegui, aunque, por razones obvias, esto resulte menos evidente. En efecto, el pensamiento de Mariátegui contiene elementos de valor universal, tanto para el conjunto de países atrasados como para todos los países sin excepción. Esta aclaración es tanto más necesaria hoy en día, por cuanto existe cierta tendencia a concebir nuestra verdad particular como separada de la verdad universal por una muralla china”.

La publicación del libro de Eduardo Ibarra marca un hito en el esclarecimiento de un problema largamente latente en el marxismo peruano: el de la relación del pensamiento de Mariátegui con el pensamiento de Mao, el de su lugar y su trascendencia en el desarrollo del marxismo de nuestra época.

Por lo expuesto, no está demás señalar en esta breve reseña que el libro Mao y Mariátegui es de lectura obligada para todo marxista peruano.

Juan Carlos Vergara T.
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CREACIÓN HEROICA