martes, 1 de septiembre de 2015

PÁGINAS DE MARXISMO LATINOAMERICANO


Crítica a la Teoría del “Espacio-Tiempo-Histórico” de Haya de la Torre

 
(Quinta Parte)

Guardia Mayorga
 

PARA DEMOSTRAR QUE EL MARXISMO es inaplicable en América Latina apela a varios ejemplos. Sólo voy a analizar algunos de ellos. Marx había afir­mado que a una mayor industrialización corresponde una mayor proletarización de la clase media i de los campesinos. Esto es exacto para Inglaterra, donde se hallan las industrias—dice el Sr. Haya de la Torre—; pero no es exacto para aquellos países productores de materias primas donde aumenta el campesinado i no el proletariado.

Todos sabemos que a una mayor demanda de las materias primas agrícolas corresponde la mecanización de la agricultura para producir en mayor cantidad i que esta nueva forma de producción no está a cargo de los campesinos sino de los obreros. De tal manera que el principio marxista se cumple estrictamente allí donde deja sentir su influencia el sistema industrial i no hay país del globo que gire fuera de esta órbita. El Perú, es fundamentalmente productor de materias primas i el proletariado crece día a día por la mecanización extractiva i por el desarrollo industrial que está en marcha.

Marx dice, que la industrialización produce la concentración de los trabajadores i que el trabajo i los intereses en común crean la conciencia de clase. Desde el punto de vista del Espacio –Tiempo eu­ropeo, dice el Sr. Haya de la Torre, esto es cierto, pero en la industrialización tropical es falso. Agre­ga que cuando nació en el valle de Chicama había por lo menos 30 fábricas con sus obreros concen­trados i numerosos. Hoy con el perfeccionamiento de la técnica, sólo hay dos poderosas maquinarías que muelen la misma extensión de caña de azúcar. Por consiguiente el perfeccionamiento de la técnica disminuye la concentración de los trabajadores, la conciencia de clase i produce el aumento de los trabajadores del campo.

Los datos estadísticos demuestran lo con­trarío.

Industria azucarera: 1912. —19.945 obreros; 1939.-24.083 obreros.

Industria arrocera: 1914/15. — 9.020 obreros; 1941/42. —31.999 obreros.

Industria algodonera: 1915/16, — 20.514 obreros; 1940/41. —102.273 obreros.

Esto se debe a que el desarrollo i la meca­nización de la agricultura producen la absorción de los pequeños agricultores i la creación de los gran­des latifundios. Los campesinos expropiados se convierten en obreros que van a aumentar el número de los hombres que no tienen sino su fuerza de trabajo para subsistir.

"La expropiación i la expulsión de los cultivadores por sacudidas siempre renovadas, facilitó a la industria de las ciudades masas de proletarios reclutados enteramente fuera del medio corporativo...

A pesar del número decreciente de sus cultivadores, la tierra reporta tanto o más productos que antes, porque la revolución en las condiciones de la propiedad agraria era acompañada del perfeccionamien­to de los métodos de cultivo, de la cooperación sobre una escala más grande, de la concentración de los medios de producción. Los asalariados agrí­colas, por otra parte, fueron obligados a una labor más intensa, en tanto que el campo que ellos ex­plotaban por su propia cuenta i en su propio beneficio se reducía progresivamente, el arrendatario se apropiaba así de todo su tiempo libre. Es de esta manera como los medios de subsistencia de una gran parte de la población rural se encontraron dis­ponibles al mismo tiempo que ella i debiendo figurar en el porvenir como elemento material del capital variable. En adelante, el campesino desposeído de­bió comprar el valor, bajo forma de salario, de su nuevo amo, el capitalista manufacturero. I lo mis­mo fue de las materias primas de la industria pro­venientes de la agricultura: se transformaron en ele­mentos del capital constante".

El perfeccionamiento de la técnica, si es verdad que elimina al obrero, produce la desocupación, pe­ro el desocupado no deja de ser obrero. Precisa­mente ésta es una de las grandes contradicciones del régimen capitalista, que el Sr. Haya de la To­rre no quiere tener en cuenta. Hay verdades que le hacen daño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CREACIÓN HEROICA