sábado, 1 de noviembre de 2014

Creación





Un Poema de Julio Carmona

LA DE LUCHO DE LA PUENTE 
ES LUCHA DE VALIENTES

A LA MONTAÑA SUBIÓ
CON VALOR DE COMANDANTE,
DE LA MONTAÑA VOLVIÓ
CUAL LOS HÉROES: TRIUNFANTE.
Con su perfil aguileño
Vivió oteando las alturas,
Émulas de su estatura
De gigante liberteño;
Alto como él, sólo el sueño
De la libertad que amó
(No sólo su tierra, no:
Sino aquella que honra al hombre)
Y, valorando ese nombre,
A LA MONTAÑA SUBIÓ.
Cuando se lanzó al intento
De asaltar al cielo, iba
Acompañado de vivas
Miradas cortando el viento,
Poniéndole sentimiento 
A una realidad cambiante;
Si la vida es un instante
Comparándola al futuro;
Él se enfrentó a ese muro
CON VALOR DE COMANDANTE.
Un valor que le dio vida
Eterna: su solo ejemplo
Se ha convertido en el templo
Donde la llama encendida
De la rebelión anida,
Y el socialismo que amó
Con su sangre alimentó,
Y, uniendo vida a destino,
Siguiendo el mismo camino
DE LA MONTAÑA VOLVIÓ.
Lucho de la Puente Uceda
Es parte de esa montaña
Que engrandeció con su hazaña;
Por eso su imagen queda
Grabada como en moneda
De valor nunca menguante:
Cual liberteño: gigante;
Cual los dioses: inmortal;
Cual los hombres: sin igual;
CUAL LOS HÉROES: TRIUNFANTE.


Un Poema de Vicente Huidobro

Elegía a la Muerte de Lenin

(Fragmento)


                       
                 Un hombre ha pasado por la tierra
                 y ha dejado su corazón entre los hombres                          
 Tú eres la imagen de los siglos que viene
 Y esa es la voz del sembrador

                 Murieron los últimos esclavos los últimos mendigos
                 Que tenían todas las lejanías de la tierra en sus
       manos tendidas
 Y se oye ese latir de tu corazón más allá de la muerte

 El hombre que hace gemir el yunque
 El hombre que hace llorar a piedra
 El hombre que lanza las semillas cerradas de los surcos
 El hombre que levanta casas
 El hombre que construye puentes
 Y el que escucha el canto de los pájaros
 Y el que cuenta las estrellas sentado en medio de la noche
 El hombre que fabrica instrumentos y máquinas
 El hombre que cambia la manera de las cosas
 Y las formas de la tierra
 El hombre que amasa el pan y tiene olor a levadura en la
       mirada
 El hombre que conduce rebaños de montaña en montaña
 El hombre que guía caravanas en los desiertos más largos
       que su propia memoria

 Todos oyen
  Ese latir de tu corazón más allá de la muerte

 El hombre que piensa el hombre que canta
 El hombre solitario como la campanada de la una
 Las muchedumbres que se mueren lentamente
 Todos oyen todos oyen tu corazón más allá de la muerte
 Tu corazón repicando adentro del sepulcro

 Contigo la muerte se hace más grande que la vida
 Los siglos reculan ante tu tumba
 Selvas y ríos vienen en peregrinación
 Y los países se arrodillan

 Desde hoy nuestro deber es defenderte de ser dios


*Poeta chileno. Nació en 1893 y falleció en 1948. Entre otros libros, publicó Ecos del Alma, Canciones en la Noche, Horizon Carré, Tour Eiffel, Ecuatorial, Poemas Árticos, Vientos Contrarios, Ver y Palpar, Altazor.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CREACIÓN HEROICA